martes, 26 de agosto de 2008

El hijo de Noe

Este pequeño libro, de Eric-Emmanuel Schmitt, recoge una de las muchas historias de solidaridad durante la persecución nazi contra los judíos. En este caso en Bélgica. Es sabido que hubo muchos héroes anónimos, que por caridad, compasión, justicia u otros motivos arriesgaron su vida para salvar a otros que eran perseguidos.


"El hijo de Noe" narra el extraordinario trabajo de un sacerdote católico para salvar de la muerte a niños judíos. Aunque no es un libro tan conocido como otros de temática similar, pienso que merece la pena leerlo.

Sobresale el valor, el riesgo, el amor... y también la comprensión y el respeto para ayudar a mantener la religión de cada uno como un valor en sí mismo, aunque no coincida con la propia.

Es una novela sencilla, pero que acerca un poco a la realidad de la dimensión religiosa del hombre, y que ayuda a ver que la creencia en Dios no divide ni separa, sino que necesariamente tiene que unir a los hombres.

5 comentarios:

mafalda dijo...

Thomas.Me ha encantado ver este libro en tu Blog, porque es uno de mis preferidos.Convendría avisar para que no se malinterpreten algunas de las afirmaciones del sacerdote,aunque tú dejas muy claro que va en función del respeto hacia el resto de creyentes de otras religiones.

inma dijo...

Hola Thomas,

buscando fragmentos de "El libro de mi madre" te encontré. Este blog es una maravilla; sin duda, tomo y tomaré nota de tus recomendaciones.

Saludos y gracias.

Thomas dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, Mafalda e Inma. De verdad que animan. Me alegra que os guste el blog.

Loren dijo...

Lo leeré.
Hoy he comprado, entre otros, la última de Auster: Un hombre en la oscuridad.

Ya te contaré -después del último comentario paso a tutearle ;-)

Un saludo

Thomas dijo...

Gracias, Loren. Paul Auster escribe de cine, aunque no he leido más que El palacio de la luna.