domingo, 13 de septiembre de 2009

Un libro que irradia optimismo

"La última lección" es un libro peculiar, que escribió el autor, Randy Pausch cuando le diagnosticaron un cáncer en estado avanzado; se apoya en una conferencia que dio en la universidad de la que era profesor, poco después de ese diagnóstico.

En los últimos meses ha tenido tanta difusión, que probablemente ya lo conozcas, pero yo lo conocí hace poco por recomendación de una seguidora del blog, y me ha parecido que merece la pena difundirlo más.



Se puede estar más o menos de acuerdo con el modo de ver la vida del autor, pero no cabe duda de que Randy Pausch tiene una buenísima reacción ante el diagnóstico, que le facilita afrontar los meses que le quedan y tener otra visión lo que ha sido su vida.

Es un libro que trasmite buen humor, optimismo, ilusión, ganas de luchar, necesidad de la familia.... y un montón de cosas más.

Para el que tenga prejuicios ante este tipo de libros adelanto que no es un libro de autoayuda, ni una historia triste con moralina final.

Estoy seguro de que la mayoría disfrutará de la mayor parte del libro, y puedo decir que a mí me han servido muchas de las cosas que dice. Lo recomiendo totalmente.

4 comentarios:

Gise dijo...

Me gustó muchísimo. Te da una visión muy positiva y deportiva de enfrentarse a la enfermedad. Randy contagiaba optimismo. Hay unos vídeos muy ilustrativos e interesantes que llevan el mismo título del libro. Muy recomendables.

Isi dijo...

A mí también me gustó, te da mucho que pensar sobre todas las cosas importantes de la vida. Parece mentira que se pueda afrontar la propia muerte; yo no sabría reaccionar en tal situación.

Creo que es un libro que debería leer todo el mundo. Sin más; obligatorio para todos.

nohacefaltaquetediga dijo...

La verdad es que es un testimonio precioso, por la valentía a la hora de enfrentarse a problemas tan duros.Todo un ejemplo

maribel dijo...

Hola Thomas
He oído hablar mucho de este libro, también de los videos que circulan por youtube
Me trae a la memoria El hombre en busca de sentido de Viktor Frankl, aunque esta vez se trate de un superviviente, sé que también lo has reseñado aquí en tu blog.
Necesitamos optimismo, y revisar nuestras prioridades, sí tu lo recomiendas, y además Isi dice que es obligatorio...
;-) Un saludo