lunes, 18 de enero de 2010

Immaculèe Ilibagiza. Sobrevivir para contarlo

Habitualmente dejo pasar tiempo desde que leo un libro hasta que escribo algo de él o lo pongo en el blog.
Con éste no puedo esperar. Acabo de leer la historia de Immaculèe Ilibagiza y estoy todavía conmocionado.


Me parece increible, impresionante. Es dura, y quizá una más de las muchas historias que por desgracia hubo en el genocidio de Ruanda y en cualquiera de los genocidios que ha habido en este mundo.

Pero lo que me ha emocionado e impresionado de "Sobrevivir para contarlo" es la propia Immaculée. Una chica joven, ruandesa, tutsi, católica, universitaria, que en medio de una situación absolutamente límite, y con TODO en su contra, descubre el poder del amor y del perdón. Quizá es que la edad le va haciendo a uno más emotivo

Sé que esto que digo puede hacer que algunos desistan de leerlo sin más. Pero si eres una persona medianamente sensible sé que te va a gustar, vas a sufrir y puede que hasta llores de rabia, de pena y de emoción.

Lo que a mi me parece más increíble y esperanzador es recordar aquellas imágenes televisivas, de miles de personas vagando por la selva, huyendo hacia ninguna parte entre cadáveres mutilados a machetazos... y pensar que entre esa masa de gente desesperada y sufriente hubiera personas como Immaculée Ilibagiza.

Creo que el libro no se vende en España, pero he visto que se puede comprar en Amazon. A mi me lo ha prestado un amigo y realmente me ha hecho un gran favor.

5 comentarios:

bibliobulimica dijo...

¡debe ser una joya! a mi esta clase de libros me gusta mucho ¡gracias Thomas! haré todo lo posible por conseguirlo...las tragedias se miran de manera diferente cuando podemos ponderle una cara, un nombre a quien sufre...en el momento en que dejan de ser anónimos empatizamos más ¿verdad?

maribel dijo...

Hola Thomas
me parece una tremenda historia, Ruanda es una de esas guerras olvidadas, como olvidamos los miles de refugiados.
Si que parece increíble que el amor y el perdón encuentren un hueco...
Estoy de acuerdo con Ale, Viktor Frank utilizaba el mismo argumento, ver a cada individuo que sufre, no a la masa, como muchos medios nos trasladan en el caso de la desgracia de Haiti. Hablar de personas concretas, de su esfuerzo, sus sueños..

Gracias por compartir ;-)

Eva dijo...

Thomas debe ser una novela muy muy dura, creo que no la leeré, respecto a esta temática vi una película "Hotel rwanda", lo pasé tan mal que no quiero repetir con el tema. ¡Qué pena que sucedan cosas como esas en nuestro mundo!
Un saludo.

Thomas dijo...

A mi también me recordó a Hotel Ruanda, pero me pilló en buen momento y siempre aprendo de estas historias personales tan intensas.

Además, pienso que hay que tenerlas presente, aprender de los que han sacado algo positivo de ellas, y no considerarlas como algo de otra época, o de otros pueblos, porque entonces se volverán a repetir entre nosotros.

Anónimo dijo...

Thomas,el libro está a la venta.Lo he visto en librerías de mi ciudad.