domingo, 15 de agosto de 2010

El señor de las moscas

Este verano he leido un libro ya clasico, del que había oido hablar mucho pero nunca lo había tenido a mano. Se trata de "El señor de las moscas" del premio Nobel William Golding.


La historia es aparentemente sencilla: durante la Segunda Guerra Mundial, un avión que transportaba a un grupo de niños ingleses, entre 7 y 12 años aproximadamente, se estrella en una isla. No sobrevive ningún adulto, y los niños deben hacerse conscientes de su situación y buscar el modo de seguir viviendo y salir de allí.
Pronto hay un líder, luego dos, y después dos bandos.
Los problemas iniciales y las relaciones entre los líderes y los bandos van cambiando a medida que pasan los días.
Aparecen las tensiones, las fricciones, los problemas, la violencia, las luchas de poder...

Está escrita hace más de cincuenta años, pero me parece que mantiene totalmente actual la visión de la novedad y la perennidad de la naturaleza humana.

En una lista que se publicó hace unos meses, y reseñé en el blog, se proponía esta novela como una de las necesarias para entender el mundo. Quizá sea un poco pretenciosa esa calificación, pero desde luego me parece de lectura obligada para el buen lector (así que no esperes tanto como yo).

7 comentarios:

nykaa dijo...

Yo tambén he oído hablar mucho de este libro y lo he visto incansablemente en múltiples de manos leyendolo en el metro. No dir´que m corre prisa ni que siento una atracción por leerlo, pero sí que lo añadiré a mi lista de lecturas pendientes. Gracias por la reseña.
Saludos.

Vero dijo...

Yo he leído un trocito y me gustó mucho pero como era lectura para la carrera e iba justa de tiempo leí solo lo que me dio tiempo y capítulos en concreto, aun así me estaba gustando mucho. A ver si lo retomo...

croix dijo...

Lo de los libros que sirven para entender el mundo me recuerda a aquello que dijo Borges: que las clasificaciones de las bibliotecas tienden al caos porque no sabemos en qué consiste el mundo.

Anacleto dijo...

A mí no me gustó mucho cuando lo leí, me dejó regusto amargo.
Eso sí, he devorado "La carretera". Impresionante libro Thomas; te hago la ola una vez más y ganas varios puntos en mi lista de cracks literarios.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Leí este libro hace poquito después de que me lo recomendara mucha gente y de muchos años decidiendo si lo leía o no. Publiqué la reseña en mi blog, ahí podéis ver la opinión más extensa, pero en resumen, el libro me gustó, me impactó bastante y me dio mucho juego. Un saludo.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

bibliobulimica dijo...

Es un libro que parece muy sencillo, pero muestra la naturaleza humana, como la fuerza se impone sobre el sentido común; y como la violencia y el miedo hacia esta somete a los hombres.
¡buena recomendación, sin duda!
un abrazo,
Ale.

sonia dijo...

la leí porque era asignatura obligatoria en filosofía y la disfruté muchísimo, es un libro para cualquier época