lunes, 1 de noviembre de 2010

Una pequeña joya que recomiendo

Rescato del fondo del blog un pequeño libro, del que ni el título ni el aspecto exterior hacen pensar en lo que contiene.
Me ha parecido una joya, para tener y leer en el momento adecuado. Pienso que resulta casi imposible llegar a él sin que alguien te lo recomiende, como un amigo (José Ramón Ayllón) hizo conmigo.





Se trata de "Autorretrato con radiador" de Bobin, al que no conocía de nada. A pesar de su pequeño tamaño me parece difícil leerlo de una tirada, pues con pequeñas lecturas se disfruta más y mejor. Tiene su momento, como todos los libros.

Lo aconsejo para esos ratos en los que necesitamos bajar un poco las pulsaciones, sentir la importancia de lo que somos, y disfrutar leyendo.

8 comentarios:

Vero dijo...

Jose Ramón Ayllón te lo recomendó? Yo me acuerdo leer su libro sobre filosofía en Bachillerato, y me gustaba mucho. :)

Gracias por la recomendación.

maribel dijo...

Hola Thomas, reconozco que lo que me ha gustado es esa frase final:
"esos ratos en los que necesitamos bajar un poco las pulsaciones, sentir la importancia de lo que somos, y disfrutar leyendo."
Desde luego el título es intrigante; pero la recomendación de un amigo siempre hay que seguirla ;-)

Thomas dijo...

Pues si lo leeis ya direis lo que os parece. Es un libro que no deja indiferente.
Un saludo y gracia por los comentarios.

chon dijo...

Pero, ¿de qué va el libro? No explicas nada sobre el contenido. O por lo menos yo no he sabido verlo.

Eva dijo...

Bueno, pues si tú lo dices, lo tendré en cuenta. Gracias.

Thomas dijo...

Pues he intentado escribir de qué va, pero no sé decirlo, así que prefiero no poner nada para no estropearlo.
No es una novela, es bastante breve, podría pasar casi por una narración poética, pero tampoco.
Si quieres saber algo más
pincha aquí y a lo mejor ayuda a hacerse una idea.

Carmen dijo...

No llegas a él si no te lo ha recomendado alguien y yo he tenido la suerte de dar con tu blog y esta entrada. Creo que me va a gustar y mucho... Ya te contaré. Gracias. Te sigo.
Un beso,

Verónica dijo...

Me lo apuntaré como una de mis próximas lecturas.

Saludos.