lunes, 21 de marzo de 2011

Sombras quemadas. Una novela muy actual.

Me ha parecido una novela interesante. Nada fácil de resumir, y por eso no voy a intentar hacerlo.

En "Sombras quemadas" la acción abarca casi sesenta años. Desde el día de la bomba atómica de Nagasaki, en agosto de 1945, hasta la guerra de Afganistán después del atentado del 11-S en 2001.
Dificil de escribir, sin duda, pero resulta fácil de leer, aunque hace falta seguirla con atención porque los escenarios son diversos y los personajes tienen cierta complejidad.


Se entrecruzan las historias de dos familias en tres generaciones, y la acción va teniendo lugar en tres etapas distintas en Japón, en Delhi, en Karachi, en Nueva York...
La protagonista principal, Hiroko Tanaka, es una mujer japonesa, sencilla y poliglota, con ideas claras y muy marcada por la experiencia de la gran bomba que, de algún modo, orienta su trayectoria vital.

Muchas veces me he preguntado sobre la procedencia y el modo de vida de tantas personas que por diversos motivos: políticos, o familiares, o de trabajo... o por el hecho de estar en un sitio concreto en un  momento determinado, tienen que conjugar la vida en distintos países, la comunicación en varios idiomas, las relaciones con personas de diversas culturas, religiones, razas...
En gran parte, esta novela refleja estas situaciones.

La escritora pakistaní Kamila Shamsie ha logrado una buena historia. Se ha documentado bien sobre algunas cuestiones, y habla de paises diversos con el conocimento y el afecto del que los considera propios.
La condición de agente de la CIA de algún protagonista, y el trabajo en algunas Agencias de seguridad privada en la guerra de Afganistan, más que distraer, dan un toque de realismo que cuadra bien con la historia.
En definitiva, una novela muy actual, que se lee con gusto y que me ha dejado la sensación de haber leido algo que interesa y aporta. 

3 comentarios:

maribel dijo...

Hola Thomas, muy ambiciosa..entiendo que sea dificil de resumir. Aprender del pasado parece en estos días una asignatura pendiente.
Muy doloroso y como dices muy de actualidad, por desgracia.
He leído "Tres tazas de té", que es otra mirada hacia Afganistan y una llamada a lo que una sola persona puede hacer por los demás, esperanzadora!!
Gracias por compartir ;-)

Rosalía dijo...

No conocía este libro, me lo apunto, creo que me puede interesar. La portada es muy bonita, por cierto.

Saludos!

María dijo...

A mí me ha parecido demasiado ambiciosa y un poco difícil de seguir, buenas ideas , buena historia ...pero se podía haber escrito mejor