lunes, 5 de marzo de 2012

Una novela divertida

Hacía tiempo que no me reía tanto leyendo un libro.
El título no lo hace muy atractivo, porque no se sabe bien de qué puede ir, sin embargo "El abuelo que saltó por la ventana y se largó" contiene un personaje genial y unas aventuras divertidas.

Un anciano sueco, que vive en una residencia de ancianos, decide escaparse el día que cumple cien años, cuando todos le están esperando para la fiesta que le han organizado, a la que no le apetece absolutamente nada acudir.


Las aventuras de su escapada y las investigaciones policiales para detenerle se alternan en capítulos con la historia de su vida, que recoge la historia del s.XX  y nos ayuda a comprender el porqué de su última escapada.

Todo lo que le pasa podría ser posible si no fuera absurdo: encuentros y aventuras con personajes como Franco, Stalin, Truman o Mao, la habilidad del abuelete para fabricar bombas, la capacidad de aprender idiomas y adaptarse a lo que haya... pero sobre todo el aplastante sentido común hacen que, además de reir, la novela ayude a pensar.

Hay que leerla en clave de humor, por supuesto, incluso los asesinatos, porque si no resiste ni un capítulo.

Además, el desarrollo de la investigación policial me ha hecho pensar en que el autor, Jonas Jonasson, ha querido también poner su punto de crítica a la nube de escritores nórdicos que en los últimos años invaden las librerías con su afán compulsivo de producir novelas policíacas.

Pienso que es un libro que gustará a muchos y con el que se pueden pasar buenos ratos.

5 comentarios:

Beatriz dijo...

es difícil encontrar una novela divertida y que no tenga un humor soez

bibliobulimica dijo...

me lo apunto ¡gracias Thomas!

Eva MMM dijo...

He estado tentada en muchas ocasiones a leer este libro y supongo que al final lo leeré, ahora más que sé que te ha gustado.

nievesm dijo...

Bueniiisimo!!
¿Algún título más con humor?
Gracias

Nicolas M dijo...

Me ha gustado y es verdad que tiene algunos pasajes antológicos