lunes, 29 de octubre de 2012

Los ojos de la guerra

Recuerdo que hace doce años escuché con dolor la noticia de la muerte de un periodista de guerra español en una emboscada de guerrilleros en Sierra Leona. En ese mismo atentado murió otro periodista americano, y en esos años murieron varios más.

Había leido hacía poco un libro sobre este tema, "Territorio comanche" y me atraía conocer qué hay detrás de esos reporteros que, al menos aparentemente, están en un lugar peligroso para sus vidas sin apenas darle importancia. De algún modo, el hecho de que uno muriera de un disparo o de un bombazo me parecía una cosa dentro de lo previsible.


Un par de años más tarde,en poco menos de un mes, tres amigos me hablaron muy bien de Miguel Gil Moreno, un periodista que al que habian asesinado... y  que resultó ser aquél que murió en Sierra Leona.
Me contaron cosas muy interesantes y pensé que detrás de esa cámara había un tipo al que que hubiera merecido la pena conocer.

Pasaron otros tres años y, rebuscando en una biblioteca, encontré un libro titulado "Los ojos de la guerra". Era un libro homenaje a Miguel Gil, hecho con testimonios y recuerdos de sus colegas de profesión. Me faltó tiempo para hacerme con él y lo leí con interés y emoción crecientes.

Relata episodios de diversos conflictos bélicos cubiertos por Miguel, y muchos detalles y actuaciones que reflejan su personalidad y explican porqué a su funeral en España llegaron muchísimos colegas de todo el mundo.

Pienso que si te interesa algo este tema, o eres capaz de reconocer el valor de una persona normal para ayudar a otros en situaciones peligrosas sin pensar que está haciendo nada heroico, te gustará este libro.
Es de Plaza y Janés. No sé si será fácil encontrarlo ya.

El año pasado se estrenó una película-documental española, con este título y de temática parecida, pero no la he visto.


2 comentarios:

Mariuca dijo...

A mi me llamó mucho la atención "Territorio comanche" aunque creo que en el fondo estaba un poco suavizado el ambiente, porque me cuesta trabajo creerme la tranquilidad con que esos periodistas eran capaces de hacer una vida "normal" en dichas circunstancias. No conocía a este otro periodista, pero voy a buscar el testimonio para leerlo.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Lei el libro hace unos años y me gustó saber que en muchas personas hay compañerismo...tambien descubrí los relatos de Kapuncsinki...en Ebano..una realidad sobre Africa que desconocía...Ademas se puede leer alterando el orden.
Mucho animo.
Susana