miércoles, 13 de enero de 2016

La Acabadora

Se trata de una pequeña novela, costumbrista, que se desarrolla en la primera mitad del siglo XX en un pequeño pueblo de la isla italiana de Cerdeña.

No me parece un libro especialmente recomendable, pero me ha gustado porque es uno de esos relatos que consiguen adentrarte en un micromundo en el que "vives" durante unos días - mientras dura la lectura-.



Costumbres ancestrales que se viven en ese territorio sardo, como "el hijo del alma", que es un niño o niña dado en adopción a otra persona del pueblo cuando la familia no puede mantenerlo. O la figura de la "Acabadora", esa mujer mayor, temida y respetada por todos, que ayuda a morir a la gente confiando en una incierta conciencia sobre lo que está bien y lo que está mal.
O las venganzas pueblerinas, rencores guardados durante años que suelen dar lugar a episodios trágicos.

No es una novela oscura, ni quiero verle ningún interés moralizante en un sentido o en otro, aunque alguno se lo podría buscar.

Simplemente me ha parecido eso: una pequeña novela bien escrita, que te hace vivir por unas horas en las tradiciones cerradas de un pequeño pueblo isleño.