martes, 24 de marzo de 2009

La importancia de las cosas

Esta entrada la voy a utilizar para publicar un microrrelato sobre el último libro de Marta Rivera de la Cruz, una de mis escritoras preferidas (quizá en estas pocas líneas se vea por qué).
El libro se titula "La importancia de las cosas" , es fiel a su estilo: pequeñas historias, bien trabajadas y bien trabadas. Bastantes personajes, a los que acabas conociendo y queriendo.
Marta sabe sacar de ellos (de casi todos, porque siempre tiene que haber algún malo) su mejor parte humana. Me ha gustado mucho y os lo recomiendo.


Lo del microrrelato se trata de un concurso promocionado por la editorial con las siguientes bases:

-Los participantes deberán escribir un microrrelato de no más de 150 palabras y que lleve por título 'La importancia de las cosas'
-Deberá ser publicado en alguna plataforma web (blog, facebook...) anunciando que forma parte de este concurso y con las bases adjuntas.

-Para que haya constancia de todos los relatos, debereis enviar un link de su publicación al mail concursolaimportancia@gmai
l.com y poner en el también vuestros datos: nombre, dni, correo electrónico y dirección postal.

Y dicho esto, ahí va el relato:

Desde pequeño he admirado a los escritores. Eran gente capaz de escribir suficientes palabras como para llenar un libro. Una tarea inasequible, casi sobrehumana.

Cuando ya no tenía pocos años conocí a un escritor. Era tan normal que casi me defraudó, aunque no pensé que quizá yo también pudiera hacerlo.

Un día me pasaron dos cosas. Escribí una frase que me gustó: “Le miró... y ésa es su vida”. Era una historia bellísima, que ofrecía muchas posibilidades, pero no fui capaz de ampliarla.

Ese mismo día me prestaron un libro: “Que veinte años no es nada”.

Mientras leía ese libro aprendí a ver historias detrás de las cosas. Entonces empecé a descubrir la vida de esa mirada en la frase que había escrito. Y empecé a comprender que un escritor debe saber apreciar la importancia de las cosas.



7 comentarios:

Homero dijo...

Muy bueno, Thomas. A ver si pronto te vemos publicando novelas.

Anónimo dijo...

Pués sí que me ha gustado, Thomas.
Sigue con tu afición, que a lo mejor puedes convertirla en profesión.
María (Vigo)

Anónimo dijo...

Me ha gustado tu escrito, esto es empezar y seguir,los que tenéis facilidad para poner una palabra tras de otra lo teneís fácil.
Cómo has escrito con esa letra? me ha gustado
Un saludo
Teresa

Thomas dijo...

Gracias por vuestras palabras, pero soy un mero lector, no me veo como escritor (de hecho casi nunca me gusta lo que escribo y me falta paciencia).
Teresa, he puesto en un documento Word el texto con esa letra y lo he copiado en la entrada del blog. Ha salido bien, pero no te puedo dar más explicaciones porque no soy demasiado experto.
Un abrazo a todos.

Ale dijo...

Thomas:

Me ha gustado mucho tu relato; creo que el temor de todo escritor es ese: no tener suficientes palabras con que llenar un libro, su miedo más grande es a quedarse sin ellas, en un vacío creador (¿o será creativo?)...la frase de "le miró y esa es su vida" sería un precioso título para una novela.

¡Gracias por la recomendación y el microrrelato!

Ale.

piti dijo...

¿has leido "En tiempo de prodigios"?...¿que te parecio?

Thomas dijo...

He leido todas las novelas de Marta R. y la que más me ha gustado ha sido esa "En tiempo de prodigios". Está puesta en el blog también.