miércoles, 13 de mayo de 2009

Una deliciosa novela epistolar

Las novelas epistolares tienen que ser leidas en el momento apropiado.
Al menos a mi, la idea de leer un montón de cartas no se me hace muy apetecible si lo que quiero es descansar con un libro.

Si además el título no acompaña demasiado, como es el caso de "La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey" pues forzosamente el libro espera hasta que algún amigo te diga: merece la pena.

Y eso es lo que quiero hacer yo ahora, deciros que merece la pena leerlo. Me parece que es una delicia para los lectores amantes de los libros.

Mary Ann Shaffer ha rescatado un pequeño episodio de la historia de Gran Bretaña, la invasión alemana de unas islas del Canal de la Mancha en la segunda guerra mundial, y ha sabido hacer una novela que se lee fácil, tiene unos personajes cercanos y una historia muy trabajada y entrañable.
Pienso que gustará más a los más lectores.

9 comentarios:

María dijo...

Pues antes de que dijeras que le título no acompaña, ya te iba a escribir que a mí me había encantado. ¡Y que lo hubiera ojeado si lo veo en la librería! No es riguroso el criterio pero a mí un libro me caza por el título, luego ya veremos si le soy infiel.
Hacía tiempo que no dejaba rastro por aquí pero de vez en cuando me meto y aprecio tus recomendaciones. Me voy a hacer la cena. Agurrr

Thomas dijo...

Me alegra leerte por aquí, María.
Y también que te haya encantado el título. Espero que te guste también el libro.
Un saludo.

maribel dijo...

Me llama la atención el libro porque me recuerda otra historia epostolar,"84, Charing Cross Road" de Helene Hanf, y como llegue a ella gracias a la recomendación de un amigo.Lo buscaré!

Ale dijo...

He leído muy buenos comentarios de este libro, en el blog de María precisamente (que nos tuvo con el alma en un hilo al pendiente del libro que leía...nos comentaba lo mucho que lo estaba disfrutando pero nos escondía el título...malvadilla ella ;))

Ya tengo ganas de tenerlo entre las manos para dedicarme a leerlo.

¡Gracias Thomas!

Anónimo dijo...

Hola Thomas, tiempo hace que no pasaba por tu blog, aunque lo sigo muy a menudo.
Este libro ya lo tengo en casa, pero no lo he empezado a leer, creo que lo haré cuando termine otro que tengo entre manos.
A mi me encantan los libros de cartas.
Creo que me gustará
Un saludo
Teresa

Mithdraug dijo...

He leído muchos comentarios a favor de libro en bastantes blogs, así que es uno de los que tengo pendientes de adquirir y, por supuesto, disfrutar.

Me lo apunto, definitivamente.

¡Saludos!

Eva dijo...

Hola Thomas,
Solo quería decirte que leí este post hace algún tiempo, pero la semana pasada una amiga me enseño la revista del circulo de lectores y se lo encargué, estoy deseando que me diga que lo tiene y todo te lo debo a tí. Ya te contaré.
Un saludo

María dijo...

Me lo estoy leyendo ahora mismito y no quiero que se acabe. Me pasa como a la protagonista, que les estoy cogiendo cariño a los isleños. Graciassss.

Luciano Sívori dijo...

Hola!! Muy buena nota, me gustó. Me agendo las recomendaciones!! El género epistolar es muy interesante, particularmente porque nos mete mucho más en la psicología de los personajes.

Yo lo conocí primero por los cuentos policiales y de suspenso que leía en antologías y que suelen usar esta tecnica para narrar distintos puntos de vista.


Justamente yo también armé un humilde post donde reseño la novela epistolar.

Si te interesa, te invito a leerlo y comentarme qué te parece:

http://www.viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/07/las-ventajas-de-ser-epistolar.html


También, si quieren pueden seguirme en:

https://www.facebook.com/sivoriluciano


Subo notas de literatura, cine, humor y cultura en general.

Muy buen blog! Saludos!!

Luciano