jueves, 19 de diciembre de 2013

Y las montañas hablaron

He terminado de leer “Y las montañas hablaron” de Khaled Hosseini.
Al principio pensé que se trataría de una novela ambientada y basada en el Afganistán actual, como pasa en las otras que le han hecho famoso (“Cometas en el Cielo” y “Mil soles espléndidos”). De hecho, ésta empieza en una aldea perdida de Afganistán y continúa en Kabul, pero pronto cambia el rumbo.

Se trata de una serie de historias concatenadas de diversas personas, escritas y entrelazadas con gran maestría, y con una intensidad emocional que va creciendo según se avanza en la lectura.



De Hosseini admiro su capacidad para construir unos ambientes creíbles en países diversos, y delinear unos personajes cercanos y de gran fuerza.
Otra cosa que me impresiona y me ha hecho pensar al leer sus novelas es comprobar cómo el fondo de las personas, sus penas, sus alegrías y sus pasiones, son muy similares independientemente del país o de la raza.
Verdaderamente es un escritor profundo y delicado.

He disfrutado conociendo a los personajes de esta historia y viviendo con ellos la separación forzada de unos pequeños hermanos en Afganistan, y las vueltas y revueltas de la vida, que no siempre va por donde nos gustaría, pero que inevitablemente hay que vivirla.
Una novela sobre la vida misma, para disfrutarla, aprender y emocionarse. La recomiendo a todos los lectores.

1 comentario:

Eva M Martín dijo...

Yo acabo de leerla y me ha gustado mucho además de parecerme original la forma de narración.