domingo, 1 de mayo de 2016

Un encuentro inesperado

Apasionante libro. Para los que nos gustan las historias auténticas, de personas normales, que buscan la verdad de su vida.
Una mujer actual, de Austin (Texas), con los problemas, las dificultades y los interrogantes que puede tener cualquiera de nosotros.


Jennifer Fulwiler escribe su historia: La que le llevó desde sus preguntas vitales sin respuesta, sus prejuicios anticristianos y especialmente anticatólicos... a descubrir una nueva perspectiva, razonable y racional, que desembocó en la fe en Dios y en el descubrimiento de la coherencia de la religión católica bien vivida.

"Un encuentro inesperado" es un libro que engancha, que se lee fácil. Pero no es para superficiales. Tiene mucho fondo y también muchas preguntas y respuestas "molestas". Pero merece la pena si tienes inquietudes, si quieres reforzar tus convicciones o si quieres argumentos para razonarlas mejor.

Lo recomiendo. Me ha parecido magnífico.

domingo, 10 de abril de 2016

Un hijo

Esta novela de Alejandro Palomas se lee fácil y resulta agradable.
Puede ser instructiva para los que son padres o trabajan con niños.



De un modo aparentemente sencillo, el lector va conociendo lo que rodea la vida de Guille, el protagonista, un niño de nueve años muy lector, estudioso y con mucha imaginación.
Los diversos capítulos los van narrando, en primera persona, el propio Guille y los otros protagonistas: su padre, su profesora y la orientadora del colegio.

Lo que al principio parece un caso de diagnóstico fácil, se va convirtiendo en algo que requiere delicadeza, comprensión, paciencia y cariño. Realmente el autor consigue que acabemos mirando con cariño a todos los personajes, a pesar de sus diferencias de carácter.

Me parece que es una novela sin demasiadas pretensiones, pero está escrita con soltura y pienso que resultará útil para leer y comentar en algunos clubes de lectura.

martes, 29 de marzo de 2016

A orillas del Duero


El título de este libro incluye un paréntesis aclaratorio: (diario de un idealista, 1970)
Y efectivamente, eso es esta pequeña novela de Luis Ramoneda.


Un delicioso libro de 200 páginas con letra grande, escrito en forma de diario por un adolescente que vive en Soria.
Para leerlo sin grandes expectativas, y disfrutar de los relatos sencillos y limpios de seis meses de la vida de un chico que está a punto de terminar el Bachillerato en el año 1970.
Hace sentir cierta nostalgia de vida libre, de familia unida, de ciudad pequeña y amistades que se van consolidando.

Colegio, casa, amigos, primer amor, sufrimiento, inquietudes intelectuales, serenidad espiritual, disfrutar de la naturaleza… Una prosa natural, que te va llevando sin estridencias.

Lo recomiendo para pasar unas horas agradables con su lectura, y porque siempre puede ayudar a reflexionar sobre las cosas bellas que no deberíamos arrebatar a nuestros jóvenes.

Aunque apenas han pasado cuarenta años desde el año 1970, la visión del protagonista contrasta mucho con la situación actual, en la que abundan los esclavos de esos nuevos tiranos digitales que, en forma de aparatitos móviles, lo abarcan todo exigiendo inmediatez  y castrando la reflexión. Dificultando así el crecimiento armónico de la mente y del espíritu.

Bienvenidos sean libros sencillos y agradables como éste.


jueves, 17 de marzo de 2016

Carthage. Una buena novela.


Acabo de leer una novela de las buenas. Dura por la temática, pero muy bien escrita.
Con personajes a los que acabas conociendo casi mejor que a ti mismo, por la amplitud y diversidad de situaciones en las que se van viendo sus pensamientos y reacciones.

Me la recomendó Suso, un amigo que además me envió la reseña que hizo tras leerla.
Está publicada en otro blog, pero no le importa que lo haga yo aquí también. Así que transcribo sus impresiones para que os animéis a leerla. Merece la pena.

-----------------------------


Hay muchas maneras de decir las cosas, pero solo una de ellas te hiere; y, quizá, precisamente a eso  le podríamos llamar Literatura. Carol Oates es una autora cruel, de trazo firme cuando de sufrir se trata. Ejercita la crueldad consigo misma, con sus personajes y con sus lectores, adictos letraheridos que buscan en sus libros una realidad sin maquillar, donde el sufrimiento se bebe a sorbos, como un vino caliente que nos cura de esa enfermedad llamada frivolidad

Y pensaréis: ¿leer para sufrir? Os cuento: Cressida Catherine Mayfield desaparece el 10 de julio de 2005 en la localidad de Carthage, Nueva York, tiene 19 años. Lo que se espera como un relato angustioso lleno de suspense –así lo vende la editorial, lógicamente preocupada por satisfacer al gran público devorador de un desfile de aconteceres intrigantes– se revela, en cambio, como un viaje al interior de los variados personajes de una familia que se desintegra tras la calamidad. No tiene nada que ver con la delicada chica de lazo rojo y cuidado cabello recogido que aparece en la portada: Cressida es fea y es muy consciente de ello. Cressida tiene problemas, su mundo la está ahogando.

Tras la desaparición salen a escena los actores principales: Zeno Mayfield, un padre comido por la ansiedad, “enfrentado con una apariencia personal que se desmorona” y desarmado de toda su seguridad mundana tras comprobar que ha perdido a su hija pequeña, que cualquier noche se te puede llevar a lo que más quieres; una madre resignada con el dolor que trae la vida, con el desgarro purificador de la desaparición; una hermana de corazón inestable, entre las aguas del dolor y de la amarga certeza de que su hermana pequeña llevaba la culpable fatalidad escrita en el alma (protagonista de un capítulo que consiste en retazos de conversación en los que solo se le oye a ella, en un alarde creativo de la autora); y el prometido de la hermana, el cabo Brett Kincaid, héroe de la guerra de Irak, principal sospechoso del enigmático caso.

La desaparición de la joven Cressida actúa como una lupa que amplifica los celos, los escasos equilibrios afectivos de un matrimonio que hace aguas y los detalles domésticos menos agradables que terminan por dar el golpe de gracia, pues “cualquier catástrofe no afecta solo a una persona, no hay una víctima única”.

La autora introduce, más allá de la búsqueda frenética de las primeras páginas, otros temas al hilo de la historia en sus distintos planos, como la angustia que llena las paredes de una cárcel de alta seguridad, con su corredor de la muerte y una cámara de ejecución, para nada un sitio bueno donde vivir y mucho menos donde morir. Con profundo conocimiento se adentra la novela en los problemas que acarrea la guerra en las mentes de los supuestos héroes, el destrozo y la rapiña moral, la guerra que pierden todos, incluidos los vencidos. “Ya no me siento joven. Creo que soy viejo en el fondo del corazón”, palabras de un excombatiente al que le pesan más las visiones horrendas de la guerra que las medallas concedidas a su heroísmo.

Se podría decir que uno de los protagonistas del libro es la enfermedad mental, no en su vertiente médica, sino humana o moral, como desvarío y espiral donde la culpa personal y el violento transcurrir de la vida, con sus picos y simas, se mezclan para abocarnos a la tragedia sin sentido o a la esperanza de asideros invisibles.

Ha sido uno de los mejores libros que he leído en 2015. Os lo recomiendo. Creo que el próximo que leeré de esta autora será "Qué fue de los Mulvaney". Ya os contaré. 

Joyce Carol Oates (Nueva York, 1938) es una de las principales figuras de la literatura contemporánea estadounidense, galardonada con numerosos premios. Su nombre suena desde hace años para recibir el premio Nobel de Literatura. Es profesora de escritura creativa en la Universidad de Princeton. 


domingo, 7 de febrero de 2016

El Comensal

Primera novela de Gabriela Ybarra. Corta y sencilla, bien escrita.

Es bastante autobiográfica. Tiene tres partes, no separadas en el índice, pero sí en el modo de escribirlas. Comienza con el secuestro y asesinato de su abuelo, Javier Ybarra, en 1977, unos años antes de que ella naciera. Sigue con la vivencia en primera persona de la rápida enfermedad y muerte de su madre. Y termina con unos trazos que reflejan la vida ordinaria en una persona que ha vivido eso.



No es un relato victimista, ni una queja de la situación, ni una reflexión política. Es más, no tiene absolutamente nada de eso. Tiene más de relaciones familiares y de asumir la vida como viene, como a uno le ha tocado vivirla.

Su manera de afrontar la muerte y la enfermedad son muy realistas, viviéndolo en directo y por primera vez... pero sin dramatismos…  y eso me ha gustado. 
Quizá la he leído con más interés porque yo también vivía en Getxo en esos años, cerca de la casa donde secuestraron a su abuelo. Y me resultan muy familiares los nombres y las situaciones que describe.

Me parece que es una buena primera novela. Aunque me he quedado un poco desconcertado, pues por una parte me parece demasiado sencilla, como si no profundizara, pero por otra veo que tiene reflexiones interesantes, nada rebuscadas, donde lo bueno es precisamente esa sencillez de la escritura.


Merece la pena darle una oportunidad. Creo que gustará más a la gente de Bilbao y Getxo, y que puede ser adecuado para un club de lectura.

sábado, 30 de enero de 2016

Le llamé corbata

Un título rarísimo ¿verdad?
A mi al menos no me dice nada.
Pero me llegó con una buena recomendación: un amigo con el que coincido en gustos lectores, lo había leído y me dijo que me iba a encantar.
Pues con eso basta... Lo compré, leí 15 paginas y... no lograba entrar en la historia.
Me extrañaba mucho que fallara tan estrepitosamente en su recomendación, así que a los pocos días comencé de nuevo donde había parado y... lo terminé pronto y me pareció impresionante.



Este libro es una pequeña joya (son 124 páginas), que requiere su momento adecuado y una cierta madurez lectora, pero es de esos que llegan profundamente.
La autora, Milena Michico Flasar, es austríaca de origen japonés.
La novela se desarrolla en Japón y es, básicamente, el diálogo entre un salaryman (un oficinista corriente, vinculado laboralmente a una empresa), y un hikikomori (término que no había oído hasta ahora, pero que si lo buscas en internet verás que hay muchos).

Es una de esas novelas que llegan a describir y a profundizar en el alma de la persona.
Al leerlo se puede llegar a comprender un poco más a gente con las que aparentemente no se tiene nada en común. Es casi evidente que los seres humanos somos muy parecidos y muy diferentes, y que la cultura y el entorno social en los que uno se forma influye mucho en el camino que puede elegir para llegar a la felicidad.

La cultura y las tradiciones japonesas son milenarias, y tienen cosas muy buenas... pero es evidente que les falta algo. Yo he sacado mis conclusiones, pero te animo a leerlo y sacar las tuyas.

El libro, como preveía mi amigo, me ha encantado. Y lo recomiendo a los aficionados a la lectura que quieran disfrutar de una novela intensa.

miércoles, 13 de enero de 2016

La Acabadora

Se trata de una pequeña novela, costumbrista, que se desarrolla en la primera mitad del siglo XX en un pequeño pueblo de la isla italiana de Cerdeña.

No me parece un libro especialmente recomendable, pero me ha gustado porque es uno de esos relatos que consiguen adentrarte en un micromundo en el que "vives" durante unos días - mientras dura la lectura-.



Costumbres ancestrales que se viven en ese territorio sardo, como "el hijo del alma", que es un niño o niña dado en adopción a otra persona del pueblo cuando la familia no puede mantenerlo. O la figura de la "Acabadora", esa mujer mayor, temida y respetada por todos, que ayuda a morir a la gente confiando en una incierta conciencia sobre lo que está bien y lo que está mal.
O las venganzas pueblerinas, rencores guardados durante años que suelen dar lugar a episodios trágicos.

No es una novela oscura, ni quiero verle ningún interés moralizante en un sentido o en otro, aunque alguno se lo podría buscar.

Simplemente me ha parecido eso: una pequeña novela bien escrita, que te hace vivir por unas horas en las tradiciones cerradas de un pequeño pueblo isleño.

lunes, 4 de enero de 2016

El Francotirador

Me gustan las historias personales.  Esas en las que una persona te cuenta su vida. Esas que son bastante reales, que no son noveladas (o al menos, no muy noveladas).

Lógicamente me interesan más en la medida en que esas vidas son interesantes y reflejan lo que un hombre o una mujer han sido capaces de hacer para vencer las dificultades y conseguir llegar a donde están.


Este libro, "El francotirador", lo he leído porque me interesaba saber cómo es un soldado SEAL, o su equiparable a soldado de élite en cualquier ejército.

Doy por supuesto que, por su formación y por la selección que hacen para entrar, tiene que ser una persona recia, hábil, fuerte e inteligente.
Pero también quería saber cómo piensa alguien así, para ser capaz de matar sin problemas. Cuáles son los fundamentos que soportan su forma de pensar y vivir...


Puedo decir que ha respondido a mis expectativas. No he caído en esa admiración que muchos hombres y mujeres sienten por los uniformes, los músculos, las armas, los comandos, las operaciones especiales con gran riesgo, etc.

No me ha parecido que sean unos tipos envidiables ni admirables. Lógicamente tienen virtudes, fuerza y equilibrio psicológico, pero  no me parece que sean iconos de referencia.

Me queda, eso si, un cierto agradecimiento por el hecho de que existan tipos dispuestos a defender a su Patria por encima de todo, siempre que estés en su bando, claro!, porque si no...

Pero independientemente de esas reflexiones, la historia de Chris Kyle, protagonista de este libro tiene fuerza y engancha. Y seguro que era un buen tipo.

martes, 29 de diciembre de 2015

Una historia apasionante. La chica de los 7 nombres

Este libro recoge la impresionante historia de una chica joven que huye del régimen dictatorial de Corea del Norte.

Se llama Hyeonseo Lee, y su testimonio puede verse en una conferencia TED que impartió en febrero de 2013 (pincha aquí) Pero el libro es mucho más rico en detalles, personas y explicaciones.



Describe muy bien la situación de Corea del Norte, primero desde el punto de vista de una niña, adolescente, que no tiene demasiados problemas porque sus padres están suficientemente situados como para vivir medianamente bien, sobornar a funcionarios, y evitar el sistema de acusaciones y denuncias sobre el que se apoyan los regímenes totalitarios comunistas.

Hyeonseo Lee tiene un espíritu inquieto y libre -dentro de la opresión que existe en el país- que le y un afán rebelde que le lleva  a cruzar el río fronterizo para pisar la vecina China, unos días antes de cumplir 18 años, pues a partir de esa fecha podrían ejecutarla por esa acción.
Pero por diversas circunstancias no puede volver a cruzar el río para regresar a su país, y tiene que quedarse en China como inmigrante ilegal. Sin nada.

Y a partir de ahí comienza una aventura de lucha, de sufrimiento y tesón. Y la protagoniza una chica que tarda 11 años en llegar a Corea del Sur y en poder llevar allí a su madre y a su hermano.

Es de las historias que ayudan a plantearse la vida para conseguir los objetivos que merecen la pena, luchando para vencer los obstáculos que a veces parecen insalvables.

Y a mi también me ha servido para comprobar una vez más que, independientemente de credo o ateísmo, hay muchas personas cuya actitud ayuda a mantener la fe en que el bien acabará triunfando.




martes, 22 de diciembre de 2015

Un buen libro para regalar en Navidad

Hacía tiempo que no leía una novela hasta el final quedándome con la sensación de poder recomendarla casi a cualquiera.

Esto me ha pasado después de leer "El marciano". Es una novela de ciencia ficción, pero su autor, Andy Weir, la ha escrito de tal modo que parece perfectamente posible que suceda hoy mismo.



Es la historia de un Robinson Crusoe moderno; un astronauta que se queda solo en Marte porque sufre un accidente mientras están preparándose para regresar a la Tierra, y sus compañeros le dan por muerto.
Su única esperanza de sobrevivir es aguantar hasta que, varios años más tarde, llegue la siguiente misión tripulada prevista por la NASA.

Ante este argumento entiendo que muchos digan "pues vaya rollo, mejor veo la peli y ya está". Pero NO ES ASI.
Es impresionante cómo se logra mantener la tensión narrativa.
Y también me ha resultado muy atractiva la gran proactividad de una persona que está dispuesta a superar todos los problemas que se presenten, con los escasos medios de que dispone, en un entorno evidentemente hostil (como es estar en Marte), todo ello resuelto con ingenio y con mucho sentido del humor.

Me parece un libro muy aprovechable, y un buen regalo para las Navidades.

jueves, 19 de marzo de 2015

Correr para vivir

La historia de Lopepe Lomong es de esas que enganchan y emocionan, tanto por lo increíble que resulta, como por las cualidades humanas que se reflejan en este hombre.

Sudanés, secuestrado por soldados rebeldes cuando tenía 6 años, con todos los niños de su aldea, cuando asistían a Misa. Llevado a unos campos de entrenamiento de niños-soldado, donde muchos morían, sobre todo los pequeños, de inanición o de agotamiento.


En este libro cuenta su historia. Una vida llena de lucha, de "casualidades", de esfuerzo, de tesón y movida por la firme convicción de que Dios le ha ido preparando y cuidando incluso en los momentos más duros.

López Lomong ha sido miembro del equipo olímpico de Estados Unidos.
Habría muchas cosas que decir de este libro, pero la principal es recomendarte que lo leas. No te va a defraudar.
Es de esas historias que terminas con una sonrisa y con ganas de ser mejor.

lunes, 2 de marzo de 2015

Martes con mi viejo profesor


Un libro impresionante, fuerte, tierno, delicado, profundo. Una delicia.



Mitch Albom, el autor, tenía un gran recuerdo de su profesor de sociología de la universidad.
Pasados unos años desde su graduación, se entera de que padece ELA y que poco a poco se va deteriorando su salud.
Decide ir a verle, recorriendo los más de 1.000 km que separan sus respectivas ciudades. Esa conversación le impacta tanto que empieza a acudir a su casa todas las semanas, los martes, hasta que fallece unos meses más tarde.

El libro recoge recuerdos personales de Mitch y la narración de esos encuentros semanales en los que hablan de la vida, de la muerte, del amor, del trabajo, de la familia

Lo que podría parecer una especie de drama hospitalario, es en realidad un libro lleno de fuerza y de vida. Una de esas historias que muchos desearían haber leído antes, para aprender a afrontar un poco mejor los verdaderos problemas de la existencia humana.
El viejo profesor se llamaba Morrie Schwartz y es de esas personas que dejan huella, profunda huella.

Me parece un libro muy recomendable.

martes, 9 de diciembre de 2014

Cómo aprendía a leer

Un magnífico libro para los amantes de la lectura.

Agnés Desarthe cuenta la evolución de su relación con los libros, las palabras, la lectura y la escritura. Ya desde su infancia y después en la adolescencia, juventud y madurez.



Quería dominar las palabras, quería ser escritora, pero no quería leer. No quería leer y pensaba que no le gustaba, pero leía.

Cuenta los libros y personas que influyeron en su itinerario.
Me ha parecido especialmente interesante la última parte del libro, donde cuenta su experiencia de traductora. Ha sido algo totalmente novedoso para mi.

Lo recomiendo a lectores digamos... un poco cultivados.

martes, 25 de noviembre de 2014

El libro de mi destino


La autora de esta novela, Parinoush Saniee, tiene 65 años y es iraní.
No ha escrito su autobiografía, aunque está planteada como una historia personal contada por la protagonista. Pero al leerla se nota que sabe de lo que está hablando, se percibe la base de una vivencia personal y está claro que ha sido necesaria mucha documentación.

Es la historia de una mujer, desde que es adolescente, a mediados de los años 70 del siglo pasado hasta la actualidad. Fueron, y siguen siendo, años convulsos en el mundo, y de modo particular en Irán (antigua Persia).


A la sombra del frágil gobierno del sha de Persia, en connivencia con las potencias occidentales, se fueron fraguando revoluciones de diverso signo, religiosas, políticas y sociales. Se juntó la revolución comunista, con los últimos años de la dictadura, la guerra con el vecino Irak, el resurgimiento del Islam más fundamentalista, etc.

En aquel país, de rica y antigua cultura, conviven todo tipo de personas, y a través de los ojos imparciales de la protagonista se van viendo las diversas tendencias y la influencia en la gente.

Es un libro con el que se aprende. No es una novela de acción y guerra, sino una novela social. Una mujer fuerte, que quiere ser libre para decidir en un país teóricamente libre, pero que se ve coartada desde muy joven por una tradición religiosa que le abruma, después le toca de cerca la revolución comunista por medio de las actividades políticas de su marido, más tarde la revolución radical islámica en sus hermanos de sangre, y finalmente la occidentalización de alguno de sus hijos, emigrado a Europa.

Una hija, hermana, esposa y madre, cuyo principal objetivo es cuidar a su familia y conseguir un trabajo digno.
Pienso que es capaz de ofrecernos una visión certera, y una crítica ponderada y real, sobre lo que importa en la vida.

Me ha resultado muy interesante esta novela. Quizá guste más a las mujeres que a los hombres, pero me parece muy adecuada para conocer mejor la historia reciente de Iran, y para comprobar la realidad actual de una parte de la población musulmana.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Un libro interesante: "La hija de la criada"

Hoy son ya muchos a los que el apartheid de Surafrica les suena lejano. Sólo lo relacionan con Mandela y con algunas películas de negros. Y, según una pequeña encuesta propia, se puede mezclar y confundir con la esclavitud en América y con los campos de concentración nazis.

De algún modo esto es positivo, porque hace ya 24 años que, gracias a Dios, terminó esa segregación racial activa en Sudáfrica.



Desde hace años he admirado a personas como Biko y Mandela, me he emocionado con películas como "La fuerza de uno", y tengo en mi lista de Spotify coros de música negra surafricana que ponen los pelos de punta.

Por todo esto, en cuanto empecé a leer "La hija de la criada" estaba seguro de que me iba a gustar. Y así ha sido. Es una historia de miserias y heroicidades, que sitúa en el lugar y en el ambiente, que logra emocionar y toca el sentimiento, pero sin llegar al sentimentalismo lloriqueante.

Una historia con dos personajes centrales muy elaborados, dos mujeres, que representan el mejor lado de cada raza. Es difícil no sintonizar con la pequeña Ada, a la que vemos crecer casi hasta hacerse anciana, y con la soledad de la señora Cathleen, en un mundo que ella buscó, pero al que no logra adaptarse.

La autora, Barbara Mutch,es sudafricana, nieta de inmigrantes irlandeses, y vivió en ese país durante la época del Apartheid. Le gusta la música y eso es un eje fundamental en la novela.
Un libro recomendable para todos los lectores.


miércoles, 22 de octubre de 2014

El sueño de la aldea Ding

Un libro de un autor chino, con ritmo pausado, oriental, chino.
Una historia triste, desconocida, pero real. Tan real como triste y dolorosa.
Una historia que parece lejana, pero que no lo es tanto.
Un relato que vuelve a constatar que en todas las culturas, en todos los países, en todos los tiempos... hay personas buenas y malas.



"El sueño de la aldea Ding" me ha ido atrapando según avanzaba en su lectura, pero estoy seguro de que bastantes de los que empiecen a leer lo dejarán antes de las cincuenta primeras páginas.

En una buena parte de la China rural, durante la década de los 90 del siglo XX, el gobierno liberalizó la compra-venta de sangre humana y hubo gente que se enriqueció con este negocio, realizado sin la higiene y la información suficiente.
Aldeas y pueblos enteros se infectaron con el SIDA, al que llamaban "la enfermedad de la fiebre", y hubo una gran mortandad. Poco se ha sabido de esto.

Yan Lianke, escribe sobre este episodio con una belleza y una crueldad increíbles. Su obra genera dolor y tristeza, pero también esperanza.

No conocía a este escritor chino, pero no me extraña que este y otros de sus libros estén prohibidos por el régimen chino.

Me parece un acierto de Automática la edición de esta magnífica obra, pero no la recomiendo a lectores noveles.


lunes, 13 de octubre de 2014

Dora Bruder, de Patrick Modiano

Este es el otro libro que he leído de Patrick Modiano.

"Dora Bruder" es un libro pequeño, que se lee de un tirón, y contiene una historia contada de una manera poco habitual. Está basado en unos hechos y personajes reales.



El punto central es la aparición de un anuncio en un periódico parisino, por el que se busca a una chica de 15 años. Esto podría dar para desatar la imaginación por cualquier lado, pero en este libro se describe una investigación real -novelada-, que fue realizando el propio Modiano años más tarde, hasta descubrir muchas cosas de esa Dora Bruder, y a la vez abrir muchas otras incógnitas.

No es una novela policíaca. Es una especie de investigación periodística, muy bien escrita, de la que el autor va informando al lector.

Me ha gustado, y no me extraña que en algunas facultades de periodismo lo tengan como lectura obligatoria.

viernes, 10 de octubre de 2014

Patrick Modiano, premio Nobel de Literatura

Me ha alegrado la concesión del premio Nobel de Literatura al escritor francés Patrick Modiano.
En este blog he hecho una breve reseña de dos de sus obras que leí hace años. Las recupero ahora para compartirlas.

"Reducción de condena" es un libro breve, de lectura muy agradable.



Es una de esas novelas libros de poco más de cien páginas, que relatan una historia sencilla, y que con pocos trazos y pocas descripciones te meten directamente en un ambiente.

Quizá el modo de escribir y la sencillez, al menos aparente, del relato, hacen que se conecte pronto y enganche con facilidad.

¿A quién le pueden interesar unos recuerdos de infancia de un chico francés cuyos padres trabajaban en un circo y en algún otro negocio "poco claro"?
Pues pienso que tú mismo te puedes interesar si empiezas a leer el libro. Frases cortas y buena técnica. Interesante y recomendable.

martes, 2 de septiembre de 2014

Mis lecturas de verano (2)


Os dejo unas breves reseñas de los otros libros que he leído este verano. Son de genero muy diverso, pero pueden ser recomendables para cualquier lector.

"Nos vemos allá arriba" (Ed. Salamandra), un libro que habrás visto en algún escaparate porque este verano estaba en todas las librerías. Es magnífica.  Muy bien escrita por Pierre Lemaitre, premio Goncourt (con fundamento). Se trata de una buena novela alrededor de la Primera Guerra Mundial, de la que este año se cumple el Centenario. Tres combatientes franceses regresan a su ciudad al terminar la guerra, cada uno con sus heridas y con sus traumas, pero los tres tratan de rehacer su vida con lo aprendido en la guerra.
El argumento, los personajes y el momento histórico tienen fuerza. Pienso que cualquiera puede leerla con interés.



-----------------------------------------

"La rubia de ojos negros" de Benjamin Black, en Alfaguara. De vez en cuando leo una novela negra para ver si le cojo el gusto al género, pero casi nunca lo consigo. Tampoco lo he conseguido con esta novela, aunque supongo que a los amantes del genero policíaco les puede gustar.


-----------------------------------------

"El poder y la gloria", un clásico de Graham Greene que tenía muchas ganas de leer. Magistral. Se desarrolla en la persecución religiosa de Mexico en 1938, recientemente recordada en la película "Cristiada". Los personajes están bien trazados, especialmente la psicología de dos sacerdotes: uno que acepta las condiciones del gobierno para no ser fusilado y se casa, mientras que el otro huye y es perseguido. Las conflictos interiores de ambos están muy bien reflejados, así como los del militar que persigue al fugitivo. Una novela profunda y dura. El final resulta inesperado y me ha parecido redondo.



-----------------------------------------------

"A la caza del amor", de Nancy Mitford en Libros del Asteroide. He tardado en leer esta novela, a pesar de que me la habían recomendado mucho. Al final lo he leído y me ha encantado. Es como una novela romántica victoriana, pero escrita con mucho humor e ironía por alguien que lo ha vivido por dentro. Me ha resultado fresca y divertida.





miércoles, 27 de agosto de 2014

Mis lecturas de verano (1)

Este verano he leído varios libros. Voy a comentarlos brevemente en dos entradas, por si a alguno le sirve de referencia para sus próximas lecturas.

Leí los dos primeros tomos de la trilogía de Santiago Posteguillo sobre Publio Cornelio Escipión "el Africano". Se titulan "Africanus, el hijo del Cónsul" y "Las legiones malditas". El tercero lo leeré más adelante, porque son bastante gordos.
Es novela histórica. Los dos tomos me han parecido interesantes y bastante bien documentados. Desde luego muy por encima de la media de las novelas históricas que proliferan en los últimos años.
En ocasiones me ha resultado un poco repetitivo, pero hay pasajes que se pueden leer en diagonal sin perderte casi nada.
Se aprende bastante de esa época de la historia en el Mediterraneo: Roma, Cartago, Hispania...
Se han vendido mucho, y me parece que son recomendables, sobre todo para alguien que tenga interés por la historia.



-----------------------------------------------


"Los mártires de Pyongyang". De Richard E. Kim en Editorial Salajin.
Esta novela entra de lleno en la guerra entre Corea del Norte y Corea del Sur, pero no se trata de una novela de guerra, sino más bien del conflicto personal ante la situaciones que pueden darse en la guerra.
Me ha ayudado a comprender un poco más a esos dos países de oriente, donde la religión se vive de una manera muy viva y donde inexplicablemente, en mi opinión, ha arraigado con fuerza en cristianismo.
Muy bien escrito, con profundidad y buen pulso.



----------------------------------------------


"La ultima noche en Tremore Beach", una novela de suspense, debut literario de Mikel Santiago,  que ha conseguido un buen nivel en su género. No soy un habitual del suspense y del terror, pero me suelo fiar de quien me lo recomendó, y lo he leído con gusto. Si la empiezas en un momento adecuado puede que no la sueltes hasta el final. Está en Ediciones B.