domingo, 6 de julio de 2008

El pianista del ghetto de Varsovia

Esta es la historia de un judío polaco, pianista de profesión. Probablemente la conocerás por la película rodada después de la edición del libro.
Es una historia más de los muchos que padecieron el régimen nazi. A la película, como casi siempre, le faltan matices.
Es una historia dura, pero llena de esperanza. Se ve mucho mejor esto en el libro.


Como todas las autobiografías, la historia de Wladyslaw SZPILMAN tiene la fuerza de la propia vida, y en este caso está relatada con una gran elegancia que refleja la categoría personal del autor.
Me causó también especial impresión la figura del capitán alemán que aparece en la parte final, y las cartas que se incorporaron posteriormente que hacen ver quién era ese hombre bueno (esto apenas aparece en la película).

Como ya he dicho otras veces, no me cansa leer libros de diversa temática alrededor del Holocausto: Me parece necesario hacerlo y sigo preguntándome ¿Qué pasó? ¿Por qué pasó? ¿Quienes lo sufrieron? ¿Cómo lo vivieron?.
No son películas de Rambo. Nos afecta directamente.

8 comentarios:

Bastian dijo...

Yo, sin embargo, evito el tema del Holocausto en libros y películas. Pero este me gustó mucho, y también la peli, aunque menos.

Loren dijo...

Es maravilloso el libro. ¿Ha leido la trilogía que escribió Primo Levi sobre los campos de concentración? Por lo menos leáse Si esto es un hombre.
Ahora estoy leyendo una novela muy muy divertiva de David Trueba: Cuatro amigos. Sé lee en nada. También he leido a John Fante y voy a híncarle el diente a Los Miserables.

Un saludo.

Thomas dijo...

Loren, no he leido nada de Primo Levi, pero le tengo ganas. Gracias por la recomendación.
(Me ha costado entender tu pregunta hasta que me he dado cuenta de que te dirigías a mi. No soy tan importante como para que me trates de usted.)

Thomas dijo...

Bastian, conozco a bastantes que piensan lo mismo que tú en este tema.
Yo sin embargo no logro acostumbrarme. Y me parece lógico y admirable que los judíos quieran hacerlo presente constantemente: es que fue una pasada!!! Tanta gente torturada y muerta sólo por su raza o su religión.
(y sigue pasando en el mundo, ante nuestra pasividad).

Anacleto dijo...

Thomas, me acabo de hacer con los dos libros que me recomendaste sobre las cruzadas. Tienen buena pinta.
Este verano me los leo y te cuento. Muchas gracias.
Estuve hace años en Auschwitz. Se te ponen los pelos de punta de verlo, y eso que la parte que queda en pie dicen que era un hotel de lujo comparado con los demás campos...

luis dijo...

como puedo conseguir el pianistadel ghetto de versovia ya que en puerto rico no se consigue megusta mucho el tema del holocausto les recomindo la llave de sara es super interesante

ld.agrinsoni@hotmail.com

humberto dijo...

Este no lo he leído, pero voy a hacerlo. Primo Levi es grandioso. Y "Sin destino" de Imre Kertesz no se queda detrás, una verdadrea obra maestra de la literatura de los campos de concentración. Lo más reciente que leí ha sido, sin salir o escaparse de este penoso y triste género literario, un libro capaz de conseguir hacerme disfrutar y padecer al mismo tiempo, los relatos de kolima de Varlan Shalamov, varios Volúmenes, editados por minuscula, creo. En esta ocasión nos ausentamos de los campos nazis de la muerte para ir de visita un lugar igual de aterrador: Siberia, el gulag ruso. Estaba leyendo en la cama y no dejaba de sentir frío.

Anónimo dijo...

lo terminé hace poco y bueno, pienso igual que tú, la película (aunque me pareció buena) omite muchos detalles importantes del libro que nos hacen sentir de cierto modo lo que Szpillman vivió. Los extractos del diario de Hosenfeld me parecieron impecables, me dio mucha tristeza saber que murió en pésimas condiciones sabiendo que ayudó a tanta gente y por el contrario algunos alemanes como Mengele pasaran el resto de sus vidas como si no hubieran hecho nada.