lunes, 28 de julio de 2008

Una novela positiva y optimista

Hay muchas novelas de escritores norteamericanos del siglo XX que reflejan la ingenuidad, la bondad y la alegría de muchas personas de clase media de ese país, especialmente en los periodos difíciles de guerras o dificultades económicas.
Cuando un escritor sabe transformar el dolor y la amargura en esperanza, entonces da gusto leer un libro.


Esa es la sensación que tuve al leer "La comedia humana" de William Saroyan. Deja un regusto de optimismo, ganas de identificarse con algunos protagonistas, de asumir así las malas noticias...

Meses después de haberlo leido, un amigo, profesor de literatura en un Instituto, me dijo que este libro gustaba a la mayoría de sus alumnos de 15 a 18 años. Me alegró saberlo. Yo lo recomiendo a todos.

5 comentarios:

Bastian dijo...

No conseguí acabarla: creo recordar que me empalagaba un poco. Pero no me importaría intentarlo de nuevo. En esa misma línea de bondad y alegría puedes leer "Vida de este chico", de Tobias Wolff o "Frankie y la boda", de Carson McCullers, aunque esta última es menos ingenua.

Anónimo dijo...

Me parece un genial y que transmite mucha humanidad. El primer capítulo con la dmiración de Ulisses por el saludo del negro del tren ya te augura un libro en que lo pequeño es grande.
Beatriz

Thomas dijo...

Bastian, me parece que merece la pena que lo intentes de nuevo porque es un libro genial.
Es curioso, pero la semana pasada un amigo que la estaba leyendo me dijo: "te voy a leer una cosa buenísima", y me leyó un trozo de lo del negro en el tren. Es la grandeza de lo ordinario y pequeño, como dice Beatriz.

Bastian dijo...

Lo leeré.

Blanca dijo...

Otro libro del mismo autor que acabo de terminar y os recomiendo: Me llamo Aram. Vivencias de un muchacho adolescente que te hacen pasar un buen rato.