miércoles, 15 de abril de 2009

Una lectora nada común

Empecé este libro con cierta reticencia, pero animado porque a algunos amigos les había gustado.
Me ha parecido delicioso, ingenioso y he pasado unos buenos ratos leyéndolos (aunque es bastante corto).


Un encuentro casual de la reina de Inglaterra con una Biblioteca ambulante que ha ido a Palacio, hace que la reina se empiece a interesar por la lectura de algunos libros que, poco a poco, le van enganchando y van cambiando su vida.
¿Qué pasaría si la reina dedicase su tiempo a leer? ¿Si pudiera pensar un poco más por sí misma en lugar de ser esclava del protocolo y de la agenda?

Evidentemente es una novela de humor, casi una comedia, pero pensada y llevada de un modo muy ingenioso por Alan Bennett.

Nada ácida, sin críticas ideológicas. Me ha parecido muy recomendable, y la apreciarán y disfrutarán más los lectores un poco cultivados

2 comentarios:

Ale dijo...

¡Hola Thomas! a mi me encantó el libro, creo que además sabe mostrar el cambio que hay en toda persona que se enamora de la lectura...primero recomendaciones, luego uno va leyendo porque va afinando su gusto personal por cierta lectura...después haciendo anotaciones, y finalmente escribiendo sobre lo que se lee...
Muy corto, como dices, pero un humor fino muy agradable.
Saludos,
Ale.

Blanca dijo...

Yo también lo leí hace poco, al principio me desconcertó porque no sabía qué estaba leyendo. Es bastante irónico, no sé si la casa real se reirá tanto como yo me reí.
Estoy de acuerdo con Ale, la trasformación de la reina es un proceso que debería seguir mucha gente.