martes, 28 de julio de 2009

El falsificador de pasaportes

He leído bastantes libros que tratan de modo más o menos directo sobre el holocausto judío, y la situación social y política de Alemania en la época de Hitler.

Los que me gustan son los que narran historias personales de aquella época. Casi todos tienen en común las duras vivencias y los valores que ayudaron a los protagonistas a sobrevivir –o a escribir su situación– en esas increíbles condiciones de privación de libertad, cercanía de la muerte, sufrimiento físico, alejamiento de los seres queridos....

Este libro, “El falsificador de pasaportes”, tiene algo distinto. El protagonista cuenta su historia con realismo y cierto sentido del humor. Y no le faltan motivos porque su natural decidido, junto a su habilidad, desparpajo y... una buena dosis de suerte, hicieron que lograra lo que puede parecer imposible.

Está escrito con agilidad y te atrapa desde el primer momento.

Los nombres que salen y la documentación que aporta al final dan fe de que la situación era la que era. Pero la actitud de Cioma Schönchaus y “el ángel” que sin duda le protege, arrancan la admiración y la sonrisa.

Me parece un libro recomendable, que se lee de un tirón y con el que, sin duda, podrás pasar un buen rato.

7 comentarios:

Hilario dijo...

Ya estoy un poco saturado del holocausto judio.
I'm sorry.

bibliobulimica dijo...

¡Gracias Thomas! está apuntado desde ya en mi libreta :D

chon dijo...

Un comentario sobre un libro relacionado con la 2ª Guerra Mundial: "No hay cielo sobre Berlín" de Helga Schneider.

Cuenta las vivencias de una niña alemana y su hermano abandonados por su madre que se marcha con las SS de celadora a un campo de concentración. Relata los bombardeos de los aliados sobre Berlín y cómo tenían que vivir en los sotanos para protegerse. Me impactó lo que contaba de una vecina que se refugiaba con ellos y siempre estaba rezando el rosario y "molestaba" a los demás con sus rezos. Le criticaban porque rezaba mucho pero apenas ayudaba. Pues cuenta que un día, estando en el sotano durante los bombardeos, esa señora dijo que estaba cansada y sin más se murió. Y que todos los demás dijeron que también les gustaría morir así; pero lo que me impactó, que para mi fue fortísimo, fue que este hecho se relata como una anécdota más y se pasa por encima sin hacer más comentario. La autora no hace ninguna reflexión. No se plantea la protección de la madre de Dios, ni que esa muerte tan dulce fuera por Ella ni nada parecido.

Ha sido uno de los libros que me ha hecho pensar más.

Eva dijo...

UY! pues me llama mucho pero como dice Hilario yo también me estoy saturando un pco y casi que prefiero descansar un tiempo de la temática pero no dudes que lo pondré en el plan infinito. Muchas gracias

Bookworm dijo...

Yo también lo tengo en la estantería de libros pendientes, pero como dicen muchos estaba un poco saturada del tema, aunque me sigue interesando mucho.
Creo que lo empezaré pronto. Ahora debo descansar un poco de la novela negra.
Un saludo y gracias por tu recomendación que me ha animado a empezarlo en cuanto acabe el que tengo entre manos.

Thomas dijo...

Estoy a punto de irme de vacaciones.

Hilario, eres un gruñón, tío. Pero no hace falta que te disculpes. Es verdad que hay muchos libros malos sobre el tema.

Ale, estoy seguro de que te gustará.

Chon, tomo nota de tu recomendación. Me gusta leer periódicamente libros sobre el tema. Soy de los que estoy convencido de que el día que lo olvidemos, volverá a pasar.

Animo Eva y Bookworm, a ver si os gusta. El protagonista derrocha optimismo y simpatía (y acaba bien).

Anónimo dijo...

Recomiendo encarecidamente Los lobos de Hans Helmut Kirst. Es una visión de la Alemania nazi completamente distinta. Buscad en Boogle las críticas de los que lo han leído.