viernes, 30 de octubre de 2009

Hace falta una clave para que gusten algunos libros

Me preguntaba un comentarista ocasional del blog en el anterior post, sobre el interés de la trama de una novela que no me había gustado, a pesar de ser de una buena escritora.

Esto me ha hecho pensar en que a veces, además del momento adecuado, algunos libros necesitan una "clave" para que gusten.

Hace un tiempo cayó en mis manos "La mujer de Andros" de Thornton Wilder.


Es una novela breve, que leí con gusto. A los pocos días me preguntó alguien si me había gustado, y no supe responder. Lo cierto es que no sabía si me había gustado o no. Simplemente la leí y me pareció que tenía interés.

Poco después, hablaba con un amigo que acababa de leerla y le había encantado. Como su opinión me merece respeto, le pregunté por qué le había gustado. Me dijo más o menos:
"Fíjate cómo en pocos trazos, te mete en un mundo absolutamente distinto del actual, en el que inmediatamente te sientes cómodo y entiendes las reacciones de los personajes. No le hacen falta grandes descripciones. Eso sólo lo hacen los buenos escritores".
Tenía razón. Me había dado una clave. Sólo entonces me di cuenta de que sí me había gustado el libro.

9 comentarios:

Homero dijo...

Después de leer los cuentos de Flannery O'Connor no se si me han gustado y sobre todo no se por qué los elogian tanto. Lo único que está claro es que nos los debo haber entendido.

Ion dijo...

Hola Homero. Busca "Misterio y maneras" y te ayudará a entender a Flannery.

Ion dijo...

(Continuación). "Misterio y maneras" es un conjunto de conferencias en las que F. O'Connor explica por qué escribe así.

primopons dijo...

En relación con esto de "los momentos adecuados" y "las claves" para que te guste un libro, a mí hay otro factor que me influye muchísimo. Y es mi buena predisposición hacia ciertos temas, hacia ciertos contextos históricos, hacia ciertos entornos... Por ejemplo, me atrae muchísimo todo lo que tenga que ver con los ambientes rurales de Estados Unidos. Por eso, novelas de Steinbeck como "Las uvas de la ira", o la recién terminada "Ángulo de reposo" de Stegner, sé que me van a encantar desde antes de empezar. Saludos

Thomas dijo...

Lo de la predisposición está clarísimo. Todos tenemos algunos temas favoritos que hacen que miremos con más cariño a los libros que tratan de ellos.
Coincido con ese de los ambientes rurales de Estados Unidos.
Te pueden gustar: "Cuatro hermanas", "Me voy con vosotros para siempre", "la Granja" de Grisham, o "Buena suerte" de Baldacci.

primopons dijo...

Gracias, Thomas, por las recomendaciones (tomo nota). En esta línea de ambientillos rurales de USA, el sur profundo, etc., otros autores estadounidenses (aparte de Steinbeck y el recién descubierto Stegner) de los que he leído (y disfrutado) algunas de sus obras son Faulkner, Capote, Carson McCullers, Willa Cather, Eudora Welty. De Flannery O'Connor leí un relato corto en Internet y me asusté porque era rarito. Saludos.

Ion dijo...

¿Qué tendrá Flannery que asusta a la gente? Vuelvo a recomendar "Misterio y maneras" para entenderla.

primopons dijo...

Gracias, Ion. Ya había apuntado tu recomedación de "Misterio y maneras". Mi dificultad no es sólo con Flannery, es con los cuentos en general (salvo excepciones). En el fondo, lo que me gusta es la novela, y cuando inicio la lectura de un cuento estoy esperando una mini-novela, y no es eso lo que buscan muchos autores con ese género. Son muchos los cuentos que me quedo sin entender y eso me pone nervioso (soy demasiado racional). Saludos.

Mluz mb dijo...

Me ha encantado esta entrada del blog, en la que se comentan " las claves" necesarias para enganchar con un libro: predisposición personal por el tema, "momento" del lector, estado de ánimo.. Yo añadiría otra clave que no sé si voy a saber explicar, pero para mí es fundamental: que el escritor/a sea capaz de transportar tu espíritu, tu mente,a un lugar que tanto él/ ella y tú mismo reconozcais como bueno y bello.
No sé si lo he explicado bien, pero hay algo más que el gusto por un tema, la escritura correcta, el momento de ánimo con el que leas.., para reconocer un buen libro.
Mluz.