domingo, 5 de septiembre de 2010

Contra el viento del norte

Hacía tiempo que no leía un libro "de un tirón", y con éste lo he hecho.
Es un libro muy actual que, en mi opinión, va a ser referencia de otros en el futuro.
Toda la historia es un cruce de emails entre dos personas. Sólo se distingue quien escribe porque en uno el asunto viene con Re: y en otro con Fw:

Una mujer se equivoca al mandar un email para darse de baja de una revista, y el hombre que lo recibe contesta diciendo que se ha equivocado. Pero unas semanas después vuelve a escribir a esa revista y, equivocadamente, emplea la misma dirección. El mismo destinatario le contesta en tono jocoso y empieza un pequeño intercambio de emails de tipo divertido.
A partir de este comienzo, tan factible para cualquiera que utilice de modo habitual el correo electrónico, se va generando una relación, sin conocimiento físico, que llega a producir dependencia.


De "Contra el viento del norte" destacaría la evolución de las reacciones de los protagonistas, el progresivo descubrimiento de la personalidad y la situación familiar de cada uno, las dudas sobre la oportunidad de conocerse físicamente o dejarlo en un conocimiento virtual...
Y sobre todo la ansiedad que produce la dependencia de la "bandeja de entrada", que puede llevar a cambiar de modo radical el comportamiento familiar y social de algunas personas.

Me ha parecido una historia de la que se puede aprender y escarmentar en cabeza ajena, porque con lo que no estoy en absoluto de acuerdo es con las críticas que la tildan de "moderna novela romántica epistolar", "emocionante, tierna y conmovedora". A mi me parece más un drama, un ejemplo de la posibilidad de deshacer una familia simplemente por la idealización de lo desconocido que hace crecer el deseo de salir de la vida cotidiana.

Pienso que en este caso lo de menos es si está mejor o peor escrito, pues ya digo que todo son emails. A mi me ha resultado interesante, pero supongo que no gustará a todo el mundo.

9 comentarios:

César dijo...

La verdad es que son muchas las opiniones buenas que estoy viendo de este libro, y dan ganas de comprárselo!
A ver si bajo un poco mi pila de pendientes y me lo leo!
Saludos

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Le tengo muchísimas ganas a este libro, pero en la biblioteca siempre está pillado. A ver si al final me lo agencio pronto o si no, ya esperaré a que salga este otoño la segunda parte y las leo las dos juntas. Un saludo.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

sonia dijo...

a mi me gustó bastante este libro, lo leí de un tirón y sí, desde tienes razón en algo aunque el libro desde luego tiene pinceladas románticas y de humor guarda un drama en el fondo.
Acabo de descubrir el blog, me gusta!

No me odies dijo...

El tema es interesante y nuevo. Eso de la dependencia de la bandeja de entrada es lo mismo que hace años cuando esperabas cartas de alguien con quien te carteabas. La diferencia es que ahora nos relacionamos con mucha más gente. Por otro lado, me parece normal hasta cierto punto, que cuando envías un mail personal esperes una respuesta y también que teniendo X correos por abrir vayas directo primero a los personales. al fin y al cabo el mundo se mueve por el afecto/amor.

Así, a primera vista, sin haber leído el libro me parece un poco exagerado que alguien pueda destrozar su familia o su modo de vida porque ha conocido a alguien en la red. Al que le pase esto se ha descuidado, no?

Libros más vendidos dijo...

Pues a mi me ha parecido un poco irreal lo de estar escribiéndose y esperando correos durante tanto tiempo, cuando podían perfectamente haber conectado por messenger para chatear en vivo. Por lo demás es una buena historia de amor.

Chon dijo...

Mi suegra lo ha leído y le ha gustado mucho. También se compró la 2ª parte del libro pero me ha dicho que no está a la altura del 1º y no lo aconseja.

Thomas dijo...

Totalmente de acuerdo con tu suegra, Chon. Yo también he leido la segunda parte y no la voy a reseñar porque me parece más de lo mismo.

Gracias a todos por los comentarios.

chon dijo...

He leído el libro y me ha parecido que sirve para pasar el rato pero poco más.

No es una historia de amor sino de una obsesión que empieza como un juego con un intercambio de correos y al final se convierte en pasión virtual.

Aporta poco.

Enrique dijo...

"Contra el viento del norte" es muy bueno, original, sugerente, con tensión moral. La continuación ("Cada siete olas") no es que no esté a la altura: es un auténtico bodrio, una deriva innecesaria.