jueves, 5 de enero de 2012

El diario de Ana Frank


Este libro lo he tenido en la recámara durante años. Ha sido de esos que  alguien te recomiendan de vez en cuando y que he apuntado varias veces dicendo “lo tengo que leer”. Pero hasta hace unas semanas no he tenido ocasión de hacerlo.

Me ha gustado. Me ha impresionado la personalidad de Anna Frank y me parece admirable que una adolescente sea capaz de pensar y escribir con la continuidad y coherencia con que ella lo hace.





La historia es más o menos conocida. Durante la ocupación alemana de Holanda, muchos judíos y personas que les ayudaban fueron asesinados o deportados a campos de concentración. Algunos lograron huir y otros pudieron esconderse durante un tiempo más o menos largo.
Ana Frank pasó dos años escondida con padre, su madre, su hermana, otra familia (padre, madre y un hijo de su edad), y un amigo de su padre. En total ocho personas, dos años encerrados en una pequeña zona alta de un edificio de oficinas.

Ana tenía entre trece y quince años, y escribe -en forma de cartas a su diario- lo que le pasa, lo que siente, lo que hacen, lo que estudia, la relación con cada uno de los que comparten encierro... Se inventa historias y diálogos, y escribe sinceramente sobre su propia evolución interior. 
Se ve muy bien reflejada la actitud cambiante propia de una adolescente junto con una extraordinaria madurez y un  excelente carácter que se van formando.

Es un diario, pero es mucho más. Destaca su crítica -propia de la edad- a su madre, a su padre, y a quien se ponga por delante según el momento. Pero trascendiendo el criterio de una adolescente, es evidente que detrás de ese ambiente logrado durante dos años de encierro tiene que haber una buena educación familiar y un considerable esfuerzo de los padres.

Es un libro que gusta a los jóvenes, pero me parece sobre todo muy apropiado para los padres y madres de adolescentes.

Pienso que es muy recomendable, que ha cambiado la vida de muchas personas y que se mantiene actual a pesar del paso del tiempo.

10 comentarios:

Isi dijo...

Me pasa lo mismo que a ti: lo tengo desde hace tiempo (lo compré en una feria del libro antiguo) y lo tengo pendiente pese a saber que va a encantarme.
A ver si este año cae de una vez :)

Felices Reyes!!

bibliobulimica dijo...

Thomas:
¡espero que el 2012 esté lleno de bendiciones para tí y los de tu casa!
ahhh ¡que bonito libro el de Anna! a mi siempre me sorprendió lo articulada que era para ser una adolescente...pero claro, esas circunstancias de vida sin duda que tienen que ver con ello; y que su padre siguiera instruyéndolas aún cuando estaban encerradas.
Un abrazo,
Ale.

jorge calderon dijo...

a mi lo que más me impacta del libro es que los mauscritos fueron hechos con boligrafos, en una epoca en donde todavía no existian.

Thomas dijo...

Cualquiera que haya estudiado el asunto sabe que el bolígrafo se inventó en 1938, es decir, seis años antes.
Pero el diario no fue escrito con bolígrafo. Sólo hay dos páginas que se añadieron en 1960 por una grafóloga que estudió el texto, pero que no forman parte del diario.
Lo que sí resulta frecuente son los intentos de desacreditar el Diario por los que quieren negar el holocausto.

jorge calderon dijo...

En 1943 licenció su invento en la entonces extraordinaria suma de USD 2.000.000 al fabricante de instrumentos de escritura Eversharp, de los Estados Unidos, que fue adquirida a su vez por Parker Pen, la que instaló su planta de la Argentina y sus oficinas comerciales en las que ocupaba Birome y en 1951 a Marcel Bich, de Francia. Este último desarrolló, bajo la marca BIC, un bolígrafo de bajo costo que contribuyó enormemente a la popularización del invento.

En 1945 la Fuerza Aérea de los Estados Unidos hizo un pedido de 20.000 unidades. Biro no había patentado su invento en Estados Unidos, lo que provocó fuerte competencia. En el mismo año Milton Reynolds desarrolló su propio modelo, y Franz Seech inventó la tinta que seca en contacto con el aire, conocida comercialmente como paper mate.

La sociedad formada por Biro y sus socios quebró, aquejada por falta de financiación y por nuevos inventos que no tuvieron éxito comercial. Un antiguo proveedor, Francisco Barcelloni, independientemente de los desarrollos de Bich, intentó entusiasmar a Biro para fabricar un bolígrafo de bajo costo. No logró convencerlo y se instaló por su cuenta; mejoró el flujo de tinta y ensayó una bolilla de triple dureza. Posteriormente, Barcelloni contrató a Biro para la dirección de la nueva fábrica, cuyo nombre era Sylvapen.

Entre otros inventos Biro diseñó un perfumero usando el mismo principio que el bolígrafo. Más tarde, con el mismo principio se crearon los desodorantes a bolilla o roll-on. estimado cuando supuestamente escribe el diario todavía no se comercializaba el boligrafo, y si quieres te consigo más pruebas que dejan dudas de que el libra fué intencionalmente hecho para comercio un negoción

jorge calderon dijo...

Anheléis Marie Frank nació en 1929 en Frankfurt, Alemania y muere a causa de una epidemia de tifus a los 12 años en el campo de Bergen Belsenen en el año 1945.

Respecto del llamado Diario de Ana Frank es necesario saber que:

1.-Con significativa obstinación, Otto Frank (fallecido en 1980), siempre se negó a que el manuscrito fuera sometido a un análisis exhaustivo a los efectos de verificar su autenticidad.

2.-En 1980, a consecuencia de un juicio contra Ernst Roemer — un jubilado de setenta y seis años que se atrevió a negar la autenticidad del Diario –, la Caja Alemana de Defensa Legal logró a pedido del Dr. Rieger que el Departamento Criminal Federal sometiera a análisis los textos y constató que parte de los mismos habían sido escritos con bolígrafo, invento introducido en 1951, es decir, cuanto menos siete años después de la muerte de Ana Frank.
Minna Becker

esta es una minima parte de lo que le puedo enviar sobre este libro que deja muchas dudas, si le apetece le preparo un documento con sus respectivos fundamentos demostrativos del fraude, lo saludo atte.ademas debería ver el significado religioso de lo que es un holocausto, que si quiere también se lo puedo enviar

chon dijo...

A mi me encantó el libro las 2 veces que lo he leido.

No se me habia ocurrido pensar que fuera recomendable para padres de adolescentes. Es una buena idea.

Por supuesto, no tengo ninguna duda de que sea auténtico.

Thomas, ¿por qué algunos tienen tanto interés en negar el holocausto?

prestiti on line dijo...

Recuerdo el Diario de Ana Frank, lo leì de joven cuando estudiaba, pero ahora que lo dices, quizàs deberìa darle otra oportunidad. Seguro que entenderìa muchas cosas que en su momento no entendì. Sì, creo que le quitarè el polvo y lo volverè a leer. Gracias. Un abrazo.
Sara prestiti on line

Eva MMM dijo...

Yo lo leí siendo casi una adolescente y me marcó mucho.

Anónimo dijo...

https://www.facebook.com/escroc.a.la.shoah