sábado, 24 de mayo de 2008

El buen lector lo sabrá apreciar

Cuentan de dos ratones que se colaron en una videoteca. Uno de ellos se empeñaba en roer con determinación una cinta, hasta que el otro, intrigado, le preguntó: ¿Tanto te está gustando esa película?. - Sí, respondió, aunque me gustó más el libro.

Algo parecido pasa con "Los restos del día", de Kazuo Ishiguro y la gran película que se hizo después.

El libro tiene ya unos años, pero es también muy actual. Detallista, introspectivo, discreto... como un buen mayordomo inglés... como el protagonista.

Isighuro da para hablar de él pero, si no lo conoces, te recomiendo esta estupenda novela.

4 comentarios:

Homero dijo...

Hay libros y películas que pasan como el agua sobre una piedra: sin dejar rastro, por lo menos aparente. Esto me pasó a mi con este libro. Se que lo he leido, pero lo recuerdo tan vagamente que hasta empiezo a dudarlo.

Anacleto dijo...

Vaya, a mi me pasó lo mismo. Me dejó un regusto amargo. Desde luego no lo cuento entre mis favoritos, aunque no dudo que esté bien escrito. Me pasó lo mismo con Madame Bovary, menudo fondo más terrible, pero con La Regenta no, terminé con sensación de haber pasado por un gran libro.

Thomas dijo...

Isighuro forma parte de la generación hija de los que perdieron la guerra en Japón.
Sus novelas reflejan, con más o menos intensidad, una sensación de fondo de que nada vale la pena realmente porque al final se pierde.
Hay algunas que son demasiado tristes, pero esta me pareció una obra maestra. Todas reflejan de algún modo la desesperanza que hay en la vida de mucha gente, sin referencias transcendentes.

Homero dijo...

De Isighuro me leí también "An artist of the floating world" en inglés. De esta si recuerdo el sentimiento de tristeza y cierto sinsentido que recorre la novela. Supongo que al leerla en inglés tuve que poner más atención.