lunes, 8 de marzo de 2010

¿Tú lees los prólogos?

Yo me salto siempre los prólogos de los libros.

Hace poco, rebuscando entre papeles antiguos encontré uno que escribí hace años, y que tenía como finalidad servir de prólogo para cualquier libro que escribiera en el futuro.

Todavía no me he estrenado, así que si alguien lo quiere usar puede hacerlo sin pagar derechos de autor.

Mi prólogo es el siguiente:



"Cuando alguien acepta la invitación a escribir un prólogo, forzosamente tiene que hacer alabanzas del libro y del autor, le guste o no. Por eso yo nunca leo los prólogos. En algún caso lo leo al final, o bien pregunto a alguien que lo haya leído si es necesario para entender el libro.

Además normalmente tengo ratos cortos para leer y cuando quiero empezar un libro, lo que quiero leer es el libro, no el prólogo.

En fin, por eso he hecho un prólogo breve, lo he escrito yo mismo para no hacer mentir a nadie, y además no es necesario leerlo para entender el libro, así que puedes saltártelo y pasar directamente al..."

Primer Capítulo.

13 comentarios:

bibliobulimica dijo...

¡me ha encantado! breve, dice muchas verdades y ahora ¡me quiero leer el libro! ¿dónde has dejado el primer capítulo Thomas??? ¿ya lo escribiste???

Homero dijo...

Me parece fantástico el prólogo del Quijote: "Desocupado lector, sin juramento me podrás creer que quisiera..." Por otro lado, del último libro que he leido lo mejor que he sacado ha sido la intención de leer más cosas del prologuista. ¡Vivan los buenos prólogos!

Isi dijo...

Yo también odio los prólogos, pero claro, nunca me he topado con uno como el tuyo.
Los que tratan de ser una sinopsis alargada del libro son los peores, y encima te descubren partes de la trama que se podían ahorrar.
Yo los suelo leer, y si decido que los leo cuando acabe el libro, siempre se me olvida, así que o lo leo al principio o no lo leo.

Pilu dijo...

Jamás leo los prólogos antes que el libro, a no ser que sean del mismo autor. Pero sí los leo después, si me cuerdo.

Thomas dijo...

No Ale, no he escrito ningún libro todavía y me considero incapaz de escribir poco más que algún microrrelato, así que el prólogo está disponible para ser utilizado.

Por vuestros comentarios veo, y estoy de acuerdo, que se puede diferenciar cuando el prólogo es del mismo autor y cuando es encargado.

El Guisante Verde Project dijo...

Solamente leo el prólogo si es del autor, y lo hago entre líneas, para intentar saber si es fundamental para comprender el libro. Si es así, lo leo con detenimiento. En caso contrario, prefiero hacerlo despúes.

Un saludo!
Roberto

Teresa dijo...

Yo los leo todos, no sé, me dan pistas y luego me doy cuenta de que no es como dicen o no se aproximan demasiado a la realidad del libro, pero los leo siempre.
Thomas ahora te falta escribir, ya tienes un buen prólogo.
Teresa

Ion dijo...

Yo no me los salto siempre. Lo que suelo hacer es leerlos después del libro.

Libros y Literatura dijo...

¡Hola!

Soy Iván, el coordinador del blog Libros y Literatura. Quiero invitarte a ti y a todos tus lectores a participar en un concurso de fotos y literatura que hemos organizado en nuestro blog. Puedes ver toda la información en http://www.librosyliteratura.es/concursofotosyliteratura.html

Además, si consideras que la información puede ser útil a tus lectores, te agradecería mucho que la publicaras en tu blog.

Un cordial saludo

Eva dijo...

Pues fíjate, yo sí suelo leer los prólogos, creo que forman parte del libro.

luisa dijo...

hola, yo casi nunca leo los prologos, el tuyo es muy bueno, corto y arranca una sonrisa, que no es poco. luisa

Vero dijo...

Yo leo los prólogos al final.

Adonita dijo...

me parece que pocas veces leo el prologo, hay algunos que son casi como un capitulo y me da pereza y otros que parece que te cuentan todo el argumento, casi casi que paso de ellos